viernes, 9 de septiembre de 2011

Hechos 4:12

"Y en ningún otro hay salvación porque no hay otro nombre debajo del cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos."


  • Salvación: Consecución de la gloria y bienaventuranza eternas.
     En el capitulo anterior, podemos ver que Pedro y Juan presenciaron un milagro que hizo Dios, que fue la sanación de un cojo en la puerta del templo, llamada la Hermosa.   Ellos le dijeron al que era cojo que ellos no tenían oro ni plata, pero de lo que tenia [del poder del Espíritu Santo] le dieron.  Ocurrió la sanación y entraron con hombre al templo y las personas se maravillaban y se preguntaba que si ese era el hombre que estaba fuera pidiendo limosna.  Mientras Pedro daba un discurso sobre lo sucedido, vinieron los sacerdotes y jefe de la guardia para arrestarlos; a consecuencia del discurso se convirtieron cinco mil hombres. 

     Al siguiente día se reunieron en Jerusalén varios hombres de poder en el pueblo.  Y les preguntaron: “¿Con qué potestad, o en qué nombre, habéis hecho vosotros esto?” (Hechos 4:7).  Pedro le con esto en el Espíritu que se le estaba interrogando por el beneficio de que un hombre fue sano, que fue hecho en el nombre de Jesús y que es necesario que las personas sepan del suceso.

     Luego de esto dice el versículo ya escrito arriba (Hechos 4:12).  ¿Cómo Pedro sabia esto?  Primero que el Espíritu Santo era el que estaba dándole las palabras que tenía que decir a las personas que estaban allí presente.  Segundo, Jesús dijo en Juan 14:7: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”  Por lo tanto, el único camino a la salvación de nuestras almas es Jesús.  No hallaremos salvación sino es por medio de Él.


Por: Alexander Cruz

6 comentarios:

  1. Sólo Jesús puede salvarme de las tinieblas.

    ResponderEliminar
  2. Solo atravez de nuestro señor Jesucristo podemos ser salvos,es una pena que halla poca participación en esta pagina y en redes sociales este satirado en comentarios,humilde opinión,Dios les bendiga!

    ResponderEliminar
  3. No se debe orar por los muertos, pues solo la salvación la concede Cristo,en quien en el cree.

    ResponderEliminar
  4. De gran bendición amén solo Jesús es nuestra salvacion

    ResponderEliminar