viernes, 18 de abril de 2014

El Grito de la Naturaleza durante la Crucifixión de Jesús

Crucifixion
Fuente: NBC News

Durante esta semana se conmemora la muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo.  Hoy les quiero traer algunas interpretaciones que se han hecho en base a los eventos naturales que ocurrieron durante la crucifixión y muerte de Jesús.

Oscuridad

Tres de los cuatro evangelios mencionan que la tierra se llenó de oscuridad desde el mediodía hasta las tres de la tarde:

45 Al mediodía, la tierra se llenó de oscuridad hasta las tres de la tarde.- Mateo 27:45 NTV

33 Al mediodía, la tierra se llenó de oscuridad hasta las tres de la tarde. - Marcos 15:33 NTV

44 Ya era alrededor del mediodía, y la tierra se llenó de oscuridad hasta las tres de la tarde. 45 La luz del sol desapareció. Y, de repente, la cortina del santuario del templo se rasgó por la mitad.- Lucas 23:44-45 NTV

Leer Más>>

viernes, 21 de marzo de 2014

Inspirado por Dios



Figura 1
Hace unos días leí Eclesiastés 1.  En este pasaje, Salomón habla sobre las cosas vanidosas de la vida.  Pero lo más que me sorprendió de este capítulo es cuando comienza a mencionar fenómenos naturales, que se han estudiado por siglos y en las cuales muchos científicos nos especializamos, pero ya Salomón, inspirado por Dios, daba una respuesta a las preguntas que se han hecho muchos científicos miles de años luego de Salomón.

Eclesiastés 1:4-  Generación va, y generación viene; mas la tierra siempre permanece.
           
Salomón, inspirado por Dios, hace referencia a que nuestro planeta va a pasar por los mismos procesos una y otra vez, no importa cuántas generaciones pasen.  Desde que nuestro planeta fue creado, han existido los terremotos, erupciones volcánicas, lluvia, tormentas, huracanes, entre otros.  A veces pensamos que estos fenómenos naturales son causados por que Dios está enojado con algún país o región, cuando la realidad es que muchos de estos fenómenos son naturales, parte de nuestro planeta y parte de las leyes naturales creadas por Dios.  Con esto no digo que Dios no puede hacer que algo ocurra o detener algo para que no ocurra. El mensaje que les quiero llevar es que todo lo que ocurre en nuestro planeta es algo normal y natural.

LEER MAS>>

jueves, 17 de octubre de 2013

Grafito y Diamiante.  Fuente: Blog: Next Big Future
En el artículo “Los Regalitos de Dios: Tierra”, les mencioné que nuestro planeta esta compuesto por diferentes tipos de minerales. Los minerales son utilizados para diferentes propósitos. Desde poder escribir en una pizarra o en tu libreta, hasta adornar nuestro cuerpo con joyas preciosas. ¿Sabías que hay minerales que tienen la misma composición química? Hay minerales que son completamente diferentes unos a otros, pero su composicion química es la misma. Lo que los hace diferente uno del otres el arreglo atómico que haya dentro de cada uno. Aquí un ejemplo sencillo:

miércoles, 2 de octubre de 2013

Una Esperanza cada Mañana



Sunrise, Amanecer

"Entonces Dios miró todo lo que había hecho, ¡y vio que era muy bueno!  Y pasó la tarde y llegó la mañana, así se cumplió el sexto día.  Así quedó terminada la creación de los cielos y de la tierra, y de todo lo que hay en ellos.  Cuando llegó el séptimo día, Dios ya había terminado su obra de creación, y descansó de toda su labor.  Dios bendijo el séptimo día y lo declaró santo, porque ése fue el día en que descansó de toda su obra de creación." - Génesis 1:31, 2:1-3 NTV

lunes, 12 de agosto de 2013

En el Espejo de Ismael



Es una satisfacción cuando nuestras mentes se abren y podemos ver el mensaje detrás de las palabras en un libro.  Pero más grande es la satisfacción cuando este mensaje lo encontramos en la Biblia.  Es por esto que estaré hablando sobre Ismael, el hijo mayor de Abraham.  Aunque según la Biblia, Ismael no es el hijo de la promesa que Dios le había hecho a Abraham y a Sara, no quiere decir que no podamos vernos reflejados en la vida de Ismael:

Abraham despide a Agar e Ismael

8 Cuando Isaac creció y estaba a punto de ser destetado, Abraham preparó una gran fiesta para celebrar la ocasión. 9 Pero Sara vio que Ismael —el hijo de Abraham y de su sierva egipcia Agar— se burlaba de su hijo Isaac. 10 Entonces ella se dirigió a Abraham y le exigió: «Echa fuera a esa esclava y a su hijo. Él no compartirá la herencia con mi hijo Isaac. ¡No lo permitiré!».

lunes, 8 de julio de 2013

Vístete con la armadura de Dios



“Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.  Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6:10-12)
                              

Nos ha pasado muchas veces, sí, muchas veces y la verdad es que no hemos estados preparados, ni hemos sabido distinguir claramente quién es nuestro atacante. Lo hemos confundido con nuestro hermano, con nuestro vecino o compañero de trabajo. Y es que nos pasa que perdemos en muchísimas ocasiones la perspectiva acerca de contra quién verdaderamente es nuestra batalla. Mientras esto ocurre, nuestro enemigo, Satanás, quién anda como león rugiente buscando a quien devorar toma ventaja en esta batalla. Nos ha lanzado dardos desde diferentes ángulos y no hemos podido contraatacar y muchos menos defendernos. ¿Por qué?  Sencillo, no hemos hecho los arreglos en nuestras vidas para estar preparados para ese momento. Es por eso que el versículo con que comenzamos esta reflexión continua de la siguiente manera: “Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia,  y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios” (Efesios 6:13-17). Si se fijan, el Señor nos vuelve a advertir una segunda vez en el mismo capítulo que debemos de ponernos la armadura de Dios para poder vencer, así que es de suma importancia de que nos preparemos correctamente, porque esta batalla se libra día a día y nuestro enemigo va a tomar toda la ventaja que pueda. A él le queda poco tiempo, y lo sabe, así que va a hacer todo lo que tenga que hacer para que caigamos derrotados.