viernes, 9 de marzo de 2012

Utilidad de la Biblia


Base Biblica: 2 Timoteo 3:16-17

Introducción

     Pablo le expresa a Timoteo una verdad que nosotros sabemos: toda la Biblia ha sido inspirada por Dios.  Esto también nos los confirma Pedro en 2 Pedro 1:19-21La Biblia fue escrita en un periodo de 1,500 años por diferentes hombres, por lo que, si no fuese inspirada por Dios, la Biblia no tendría coherencia alguna.  Dios nos dejó estos libros como “Nuestro Manual de Vida”.  En este libro vemos todo lo que necesitamos para estar en el maratón de la vida.  Pablo le dice a Timoteo 4 propósitos que tiene la Biblia en nuestras vidas: enseñar, redargüir, corregir e instruir. 



La Biblia nos enseña

     Enseñar significa: “Dar advertencia, ejemplo o escarmiento que sirva de experiencia y guía para obrar en lo sucesivo”.  La Biblia nos da muchos ejemplos de cómo vivir una vida integra en Dios y como Él se glorifica en el ser humano.  David, Daniel, Abraham, Jacob, son algunos ejemplos de los tantos que hay en la biblia.  La enseñanza más importante que nos presenta es la vida de Jesús.  Él fue integro, fue tentado mas no pecó, tenía una relación saludable con Dios, etc.  Tanto así que Pablo escribió en 1 Corintios 11:1: “Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo.”  Por su Palabra sabemos cómo debe ser un cristiano.

La Biblia nos redarguye

     Redargüir significa: “Impugnar algo por tener alguna falta.”  Eso quiere decir, que su Palabra nos revela que hemos fallado en algo contra Dios.  Un ejemplo muy claro lo vemos en 2 Samuel 12.  David se había acostado con Betsabé y esta había quedado embarazada.  Para ocultar esto, David intento que Urías se acostara con ella, pero al este no acceder a la propuesta que David le había hecho, David ordeno que lo mandaran al frente de batalla para que muriera.  Luego de esto Betsabé fue llevada al palacio de David.  Luego vemos que Natán va con unas palabras.  Estas palabras eran para mostrarle a David que había cometido una falta ante los ojos de Dios.  Hoy día, Dios utiliza su Palabra y al Espíritu Santo para revelarnos que hemos fallado a Dios y que debemos cambiar de nuestra vida.

La Biblia nos corrige

     Corregir significa: “Enmendar lo errado.” Su Palabra transforma nuestra vida, por lo que los errores que el mundo nos dejó, Dios lo enmendara.  Los mejores ejemplos los podemos ver en los discípulos de Dios.  Entre ellos había pescadores, un ladrón, un celote, un publicano, entre otros.  Eran hombres comunes que nunca imaginaron que sus vidas iban a ser transformada al conocer a Jesús y sus enseñanzas.  Vemos que cada uno de ellos fue corregido y luego siguieron impartiendo la palabra de Dios a los demás.  Entre ellos quiero resaltar a Pedro.  Pedro era un hombre impulsivo.  Luego, en Hechos 3 vemos como Pedro pasó a ser un hombre que no dejaba llevar por sus impulsos, sino por lo que Dios quería que ocurriera en ese momento.  Así mismo es la Palabra de Dios en nuestra vida, nos corrige para que hagamos Su voluntad. 

La Biblia nos instruye

     Instruir significa: “Comunicar sistemáticamente ideas, conocimientos o doctrinas.”  Como sabes, la Palabra fue inspirada por Dios, por lo que tenemos en la Biblia la verdadera doctrina.  Toda la enseñanza que se nos dé, debe ser filtrada por Su palabra.  Todo lo que Dios quiere que nosotros conozcamos de Él, sobre lo que ocurrirá y lo que quiere con nosotros, lo podemos ver en la Biblia.  Su palabra dice en Proverbios 22:6: “Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.”  Si se instruye a una persona por el camino que es el correcto, esa persona seguirá ese camino.  Se podrá desviar una que otra vez, pero al fin y al cabo, con la ayuda del Espíritu Santo, volverá al camino correcto.  “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” (Juan 14:6)

Conclusión

     A lo último del pasaje leído al principio dice que el fin de la Palabra de Dios es que el hombre sea perfecto y esté preparado para la buena obra.  Claro está, no alcanzaremos la perfección aquí en la Tierra.  Pero como dijo Pablo, en Filipenses 4:12: “No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús.”  Intentamos cada día perfeccionarnos más, pero eso solo lo lograremos teniendo una comunicación sana con Dios, es decir, una vida llena de oración y estudio de la Palabra.

Por: Alexander Cruz

1 comentario:

  1. La palabra de dios hace perfecto al hombre de Dios y los ilumina su camino

    ResponderEliminar